Arte y empresas

¿Son las empresas los nuevos mecenas del Arte?

No es raro que al acudir a una muestra de Arte, al final de nuestro recorrido nos encontremos con muros con leyendas como “Exposición realizada con el apoyo de…”, a las que siguen un listado de empresas y fundaciones ¿pero cómo apoyan realmente las empresas al Arte?

No solo es cuestión de patrocinios para exposiciones, muestras o eventos, muchas empresas apoyan museos enteros, patrocinan programas de fomento al Arte, aportan recursos para la conservación o para la producción de obras e incluso compran Arte para sus colecciones.

¿Qué reciben a cambio las empresas?

Los beneficios son múltiples, en principio construyen una imagen que las relaciona con el mundo de la cultura, generando interés en los consumidores a los que también les interesa el Arte.

Responsabilidad social, al dar apoyos al Arte, las empresas aportan capital cultural a la sociedad, lo que a su vez se traduce en certificaciones oficiales y, de nuevo, una imagen positiva frente a la gente.

Apoyos e incentivos fiscales, las empresas pueden deducir impuestos al hacer aportaciones al Arte, o en el peor de los casos recibir descuentos a sus declaraciones.

Incrementar sus colecciones, el Arte rara vez pierde valor, al contrario, al invertir en Arte, las empresas no solo enriquecen sus colecciones, también obtienen piezas que incrementan su valor con el tiempo.

Si bien las empresas ven en el arte un gran negocio, no podemos decir que eso sea del todo negativo para los artistas y la cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.