Colabora Polanco

Diseño de interiores sobresaliente que propicia la productividad

Por Manuel Guillén

De acuerdo con cifras de la propia compañía, Colabora, con relación a los espacios de coworking, en nuestro país, “en  2016 operaban alrededor de 70 mil metros cuadrados, mientras que en 2019 la cifra llegó a los 300 mil metros cuadrados”. 

La tendencia venía en crecimiento hasta antes del cierre abrupto de la economía a causa de la pandemia de Covid 19, debido al crecimiento de las start ups con equipos de trabajo reducidos y a la eficiencia de la tecnología computacional casera que, en muchas ocasiones, vuelve innecesarios los espacios laborales tradicionales, especialmente aquellos que no se han puesto a la vanguardia en los últimos años.

Hoy, con la ineludible reactivación de la economía, la nueva realidad laboral ha puesto de manifiesto dos cosas: es inviable regresar totalmente al esquema de la vida en la oficina, por una parte; y, por otra, por eficientes y cómodos que puedan ser los hogares particulares, tienen claras limitaciones irresolubles, especialmente en lo relativo a la relación entre concentración laboral y esparcimiento hogareño. 

Así, en el 2021 se ha verificado la consolidación del trabajo híbrido, lo cual reafirma la participación de mercado de los coworkings. En esta dinámica inmobiliaria, la propuesta de Colabora tiene algunos distintivos interesantes, tanto en su propuesta administrativa como en las cualidades del interiorismo, algo en que nos concentramos en conversación con su director comercial, José Fernández. 

Acerca del vínculo que, de acuerdo con sus estándares de interiorismo, existe entre el diseño de interiores y la productividad, el directivo comentó: 

Algo que siempre tratamos de hacer es diferenciarnos en la parte de interiorismo. Porque lo que realmentevendemos es el espacio. El servicio nos ayuda a retener a la gente, pero el diseño nos ayuda a atraerla. Trabajamos con buenos proveedores lo que nos permite diseñar en conjunto. Cuando nos sentamos a diseñar un proyecto, incorporamos a nuestros proveedores para innovar; es intentar siempre estar al día, haciendo un balance entre lo funcional y lo estético. Tenemos siempre en mente que loa nuestros sean espacios que estén al día y sean creativos. 

Asimismo, tratamos siempre de tener los espacios con mucha naturaleza viva, es decir, muchas plantas; haciendo análisis tanto de sus beneficios como de la importancia de tener espacios al aire libre, que ahora con la pandemia han aumentado su importancia. Colores, olores, tonos de luz, etcétera. 

En lo relativo a una de las tendencias que ya están siendo decisivas para la elección de los espacios de trabajo, el cuidado medioambiental, abundó: “Lo incentivamos mucho. Tratamos de ser lo más paperless posible. Recipientes de separación de desechos, reutilizamos todo el papel que se usa. Sin estorbar al cliente, tratamos de ser lo más sustentables posible”. 

En la visita guiada que Dossier realizó a la antigua casona de los años treinta en Polanco, que hoy es un espacio que conserva la belleza de aquellos estilos arquitectónicos, pero con las comodidades del presente, pudimos constatar el buen trabajo realizado para lograr una armonía entre lo visual, lo táctil y lo proxémico. 

Los desplazamientos por el recinto son cómodos, el ambiente es de fresco a templado y hay un permanente contraste de colores neutros como el beige y el gris claro, resaltados en la parte de la terraza por un elegante color gris Oxford frente al que rematan numerosas plantas verdes para dar una sensación de comodidad jardinera. 

En los espacios cerrados, como las salas de juntas y las oficinas para grupos pequeños, destaca el minimalismo de artilugios y la comodidad del amueblado, que mezcla con certeza un estilo contemporáneo, claramente oficinista, pero que no descuida la ergonomía y la calidad de los acabados. 

Esta es quizá la mayor virtud del concepto del recinto de Polanco: la obtención de una sensación de elegancia y comodidad con pocos aditamentos, algo que también apoya en la elusión de distractores innecesarios para un espacio cuya razón de ser, después de todo, es la productividad del cliente. 

*Colabora Polanco se encuentra en Édgar Allan Poe 102. Cuenta con 803 metros cuadrados y tiene capacidad para 130 personas.

Tiene 13 oficinas privadas, 3 baños (con cambiador deportivo), 3 salas de juntas, área de coffee break, área de impresión, zona de trabajo común, recepción y local comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.