Arte y Arquitectura

Arte y arquitectura en 5 movimientos

Arte y arquitectura son disciplinas que históricamente siempre han estado relacionadas, si no es que inspiradas una por la otra.

Del barroco al modernismo, no es difícil rastrear la inspiración que arquitectos y diseñadores han encontrado en los más importantes movimiento artísticos.

Por su aproximación y marcadas influencias, presentamos los momentos más importantes del arte y la arquitectura.

1. Jugendstil

Jugendstil es el nombre que tomaron las expresiones artísticas del Art Nouveau en Alemania y Suiza. El artista suizo Hermann Obrist puso en marcha el movimiento artístico Jugendstil en Múnich, inspirándose en la revista de arte alemana Die Jugend (en alemán: la juventud).

Las características más destacadas del Jugendstil eran los motivos florales, las líneas de forma orgánica, la flora y la fauna, los paisajes y, sobre todo, la relación armoniosa entre el hombre y la naturaleza.

Estas características se trasladaron a la arquitectura y el diseño de muebles como Art Nouveau, un movimiento internacional que destacaba las líneas orgánicas, los motivos inspirados en la naturaleza, el movimiento y el uso de materiales tanto artificiales como naturales.

Algunas de las primeras casas Art Nouveau fueron construidas en Bruselas por Paul Hankar y Victor Horta, y presentaban elaborados motivos e intrincada artesanía, difuminando los límites entre la arquitectura y la naturaleza.

Casa del arquitecto Victor Horta en Bruselas

2. Dadaísmo

Considerado como un movimiento artístico rebelde y revolucionario de principios del siglo XX, se dice que el arte dadaísta se creó por primera vez en un club nocturno artístico de Zúrich (Suiza) llamado Cabaret Voltaire, después de que muchos creativos opuestos a la guerra buscaran refugio en el país.

El movimiento cobró impulso entre 1916 y 1924 principalmente en Suiza, París y Nueva York, y contó con obras de artistas notables como Hugo Ball (el fundador del movimiento), Marcel Duchamp, Hans Arp y Sophie Taeuber-Arp, por nombrar algunos.

Los artistas radicales de vanguardia querían ridiculizar la guerra y la cultura capitalista, por lo que recurrieron a conceptos irracionales de arte que mostraban el humor y el cuestionamiento de la autoridad y la realidad a través de un enfoque antiartístico.

Esta experimentación inspiró a arquitectos como Otto Wagner, Erich Mendelsohn y Adolf Loos a replantearse la ornamentación, la forma y los materiales, y a crear edificios totalmente diferentes de lo que se construía en aquella época.

El Pabellón de Cristal de Colonia (Alemania), de Bruno Taut, por ejemplo, rompió la norma de la arquitectura y el diseño y fue el primero de su clase en utilizar hormigón con una prominente cúpula geométrica de cristal.

Kurt Schwitters, arquitecto reconvertido en diseñador gráfico, se dio a conocer por sus instalaciones vanguardistas que creó en su propia casa, alterando el concepto de espacio doméstico en algo totalmente diferente y poco ortodoxo.

El dadaísmo abrió el camino para que muchos arquitectos se replantearan la “arquitectura tradicional” y fue uno de los primeros que inspiró a los arquitectos a mirar más allá de la arquitectura y ver los edificios como esculturas, lanzando movimientos como el deconstructivismo, uno de los estilos arquitectónicos más controvertidos del siglo XXI que cuenta con proyectos de Daniel Libeskind, Frank Gehry y Peter Cook, entre otros muchos grandes nombres del sector.

El Pabellón de Cristal de Colonia

3. De Stijl

“Hablamos de pintura concreta y no abstracta porque nada es más concreto, más real que un color, una línea y una superficie”

Theo van Doesburg

En 1917, el movimiento holandés De Stijl, liderado por los pintores Theo van Doesburg y Piet Mondrian, quiso destacar la fusión ideal de forma y función.

Al igual que el dadaísmo, el movimiento fue también una respuesta al caos de la Primera Guerra Mundial, por lo que crearon un lenguaje visual compuesto por formas geométricas refinadas (a menudo rectángulos, cuadrados y líneas rectas) y colores primarios.

Muchos creen que el movimiento y sus principios también se opusieron a la chabacanería visual del Art Decó y encontraron una inspiración indirecta en el cubismo.

La influencia de De Stijl en el campo de la arquitectura ayudó a inspirar el lanzamiento del Estilo Internacional de los años 20 y 30, también conocido como Modernismo.

El uso de De Stijl de formas y colores esenciales con elementos horizontales y verticales sencillos, como se ve en proyectos como la Casa Rietveld Schroder de Gerrit Rietveld y el Café l’Aubette de Theo van Doesburg.

Esto permitió la flexibilidad y la transformación del espacio, lo que significa que no había disposiciones jerárquicas de las habitaciones en los planos de planta, sino planos independientes que componen los espacios según las funciones y necesidades del usuario.

De hecho, la composición estructural de la Casa Schroder ha sido objeto de estudio para muchos arquitectos, artistas e historiadores.

Casa Rietveld Schroder

4. Pop Art

El movimiento Pop Art introdujo un enfoque totalmente nuevo del diseño, inspirándose en los medios de comunicación, la producción en masa y la cultura pop.

El movimiento apareció por primera vez en el Reino Unido en la década de 1950, cuando las condiciones económicas y sociales llevaron a los artistas a celebrar los objetos mundanos transformarlos en obras de arte.

Artistas como Andy Warhol y Roy Lichtenstein se convirtieron en pioneros, sustituyendo el arte por una vibrante producción en masa orientada a los medios de comunicación.

En cuanto a la arquitectura, el movimiento inspiró a los arquitectos a liberarse de la linealidad y la modestia del modernismo, y a optar por estructuras que desafían lo que se consideraba “normal” entonces.

Al igual que en el arte, la producción en masa y el mercantilismo ocuparon un lugar central en la arquitectura, impulsando el uso de la tecnología y el consumo masivo.

Las fachadas, los espacios interiores y los ámbitos públicos se convirtieron en lienzos para experimentar con la luz, el color, las formas irregulares y la escala no convencional.

Museo Yayoi Kusama

5. Surrealismo

El surrealismo exploró el arte visual y la literatura como medio para revolucionar la experiencia humana a través de imágenes no convencionales.

Acuñado por el poeta vanguardista francés Guillaume Apollinaire, el surrealismo se convirtió en un movimiento que promovía la liberación de la mente y la expresión del artista.

La técnica y las características surrealistas incluían escalas y perspectivas distorsionadas, materiales no convencionales y composiciones colectivas y en capas.

Desde su ascenso a la popularidad, artistas como Salvador Dalí y Frederick Kiesler han marcado profundamente la arquitectura del siglo XX y XXI.

Imágenes simbólicas, el uso de técnicas de trampantojo para crear ilusiones, la icónica Endless House del arquitecto Frederick Kiesler, o el Vitra Design Museum de Frank Gehry, el movimiento produjo conceptos radicales de lo que podría definirse como arquitectura.

Vitra Design Museum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.