Ensambles

La experiencia inmersiva con el arte al centro

Miro por la cerradura, abro la puerta y descubro espacios de la misma forma en la que me despojaría de la ropa para revelar la piel.

La apuesta es por liberarse, la invitación es para descubrir.

Descubrir y experimentar la identidad, la diversidad, la visibilidad de realidades y multiplicidad de orientaciones, para encontrar nuevas definiciones del erotismo y la sensualidad, es a lo que me invitaron mis amigos de ArtCage con la experiencia Ensambles.

Un evento que combina propuestas visuales, arte, fotografía y performance en el cual el espectador y el erotismo son los protagonistas.

Una habitación a media luz me aguarda, los sentidos están alerta, lo único que puedo esperar es sorpresa, es delirio, es excitación.

El colectivo A+C es un proyecto surgido durante la pandemia al que fueron convocados diversos creativos entre artistas plásticos, diseñadores, estudiantes y personas de la tercera edad.

Ante el agobio de la pandemia se seleccionó un tema a partir de una pregunta ¿Qué retos nos espera después de la pandemia? De manera conjunta se seleccionó el replantear el pensamiento binario.

Aprender las diferencias, visibilizar y reconocer la diversidad de pensamiento, identidad, géneros y evitar así los extremos fundamentalistas.

A partir de ello de manera conjunta ensamblaron sus propuestas para crear piezas que reflexionan el qué hay más allá del pensamiento binario.

Este cuerpo de obra desprovista de adjetivos y de la identidad de los creadores retan a quien la mira a replantear su propio pensamiento.

Sin encasillarlas en conceptos de arte, diseño, artesanía o simple manualidad, las piezas exhibidas buscan un acercamiento sin interferencia, de ningún tipo, con el espectador; obligándolo a encontrar en el color nuevas definiciones dentro de su pensamiento para lograr un ejercicio de abstracción lejos de los extremos del binarismo.

La noche apenas comienza, esta puede ser mi única oportunidad.

Los temas de identidad y diversidad, la visibilidad de realidades y multiplicidad de orientaciones, la definición de nuevos conceptos de erotismo y sensualidad, la presencia de la mujer y del hombre, son otros de los temas que buscan llevar al espectador por un recorrido íntimo.

En esta noche, ArtCage incorpora la propuesta de tres artistas transdisciplinarios: Roberto Zamarripa, Jules Carp y la presentación por primera vez en México de la artista cubana Nana del Riego, en un abordaje donde los límites del trabajo artístico buscan quebrantar cualquier barrera que impida un acercamiento del espectador con la obra.

El performance en esta noche tiene el objetivo de crear una escena efímera imposibilitada de replicarse, en tiempo y espacio, cuyo principal contenedor es la memoria de quien la mira.

En este sentido, Santísima Kitsch, Colectivo A+C y Mario Villagómez han preparado tres escenas. En cada uno de ellas, el deseo sexual, el erotismo y la sensualidad se convierte en un recurrente íntimo de introspección.

Veremos a la mujer, lejos de estereotipos, dueña de su sensualidad y sin castraciones sociales en una escena poética sobre la libertad y el éxtasis.

En “El templo de Hímero”, escena presentada por el Colectivo A+C, se evoca a la abstracción del Erote del mismo nombre y su reino lejos de los dominios de Eros y el amor, ahí donde solo habita el deseo sexual.

En Presencias de Mario Villagómez se materializa lo íntimo, lo propio, el secreto, los límites al deseo, el placer consensuado.

La noche se apaga con el día, la experiencia quedará solo en la memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.