Viviendo a la brava

Alfonso Zárate en Art Space


Sobrevivencia a la brava, exposición individual del artista visual Alfonso Zárate expuesta actualmente en la galería Art Space de Ciudad de México resulta muy interesante en varios y diversos sentidos.

Con un cuerpo de obra surgido de la investigación realizada por el artista de 2017 a 2022 en los barrios bravos de la colonia Guerrero y Tepito de la Ciudad de México, el resultado, me parece en sí mismo: una gran práctica de la sociología de los sentidos que permite que la obra se desdoble desde el artista hasta el observador con toda la fuerza y contenido que distingue un trabajo profundo, comprometido y virtuoso como es el de Zárate.

En esta serie de trabajo, el artista pareciera repasar la tesis simmeliana sobre el espacio social y de las interacciones que trascienden la condición geográfica: Lo que tiene importancia social no es el espacio sino el eslabonamiento y conexión de las partes del espacio, producidos por factores espirituales. (George Simmel).

Además, me parece, establece una consonancia con la sociología de los sentidos contemporánea ya que Zárate evidencía (y provoca) la exploración de percepciones que van más allá de la convencionalidad de los cinco sentidos. Por ello, me atrevo a decir que Sobrevivencia a la brava nos presenta una serie de obras que recogen diversas características que nos conducen a una apreciación desde la percepción multisensual.

Desde el inicio de la exposición, la instalación Das Kapital. Todo lo que es sólido se desvanece en el aire nos provoca percepciones espaciales, temporales y culturales con sus implicaciones políticas, sociales, históricas y religiosas. Zárate nos involucra en su propia indagación personal para inducirnos a la exploración de nuestra percepción relacional con los objetos, es decir, con nuestra cultura material.

En esta instalación (Das Kapital), me parece que se revelan la identidad social y la presencia de los contrastes socioeconómicos a partir de diversos objetos como El Capital de Carlos Marx, una tarjeta American Express, un cilindro de gas, la presencia de la muerte, las columnas de láminas galvanizadas, que advierte el deterioro de las zonas y sintetizan una época, pero además revela, sin caer en discursos ideológicos, la mirada del artista a las realidades derivadas del neoliberalismo y sus efectos en zonas urbanas.

La solución estética en la obra de Zárate tiene interesantes resultados en composición, color y forma, a través de las cuales el artista nos conduce a los límites del significante y el significado originado en nuestras preconcepciones mentales y condicionamientos culturales. Todas en una conjunción que se intersecan en la obra. Caso específico la pieza titulada Jefa de la serie: Búsqueda desesperada de la felicidad.

Jefa es un ensamble de objetos -pipas para fumar piedra y encendedores- pertenecientes al ecosistema de las drogas que fueron obtenidos durante su exploración directamente de quienes los usaron, los comercializaron o los consumieron: adictos, dealers, comerciantes.

El artista nos traslada desde su experiencia sensual total a la propia y nos vincula directamente con la del otro. En su obra, evidencía los rastros humanos en la percepción del objeto. Ese uso y desgaste de los objetos nos revela el fin de un ciclo que se continua de forma ininterrumpida en el mandala que lo cohesiona con lo inmaterial, lo espiritual, lo sagrado, revelando además la hibridación religiosa dentro de grupos sociales. Todo en torno a la palabra Jefa; con todas sus significaciones y connotaciones en la cultura mexicana.

Esta percepción multisensual parece una constante en la indagación de Zárate. Su conocimiento de la cultura urbana es preciso, ello le permite crear imágenes contundentes y nada complacientes, pero que se agradecen en la apreciación.

Las esculturas: La purificación de la esperanza, según San Judas Tadeo e Inmaculada, se construyen a partir de distintas narrativas, pero me parece confluyen en un mismo concepto: la necesidad del ser humano de asirse de elementos que le permita sobrevivir a su desesperación existencial.

En La purificación de la esperanza, según San Judas Tadeo encuentro diversas paradojas. No hay tal purificación, el ícono espiritual -el santo de los casos difíciles y desesperados- está inmerso en la oscuridad del agua, pareciera entonces que no hay esperanza.

En el caso de Inmaculada, el ícono guadalupano adquiere diversas lecturas a partir de la materialidad de la obra. Realizada a partir de prendas que le fueron obsequiada, canjeadas o vendidas por diversas mujeres dedicadas a la prostitución. El ícono se convierte en el depósito del rastro, la historia y el estigma que pesa sobre cada una de ellas.

Como acertadamente advierte Rebeca Murrieta en el texto de sala: Zárate advierte un sincretismo entre la comunión cristiana y rituales de consumo de drogas. A partir de parafernalia de drogadicción y objetos/amuletos, estructura ensambles radiales a manera de mandalas (representaciones circulares del universo como espacio sagrado). La convivencia comunitaria ritualista también es parte del sobrevivir extremo.

Finalmente, la instalación realizada en la galería sintetiza diversos símbolos de la narrativa social explorada por el artista: los códigos en torno al mercado y consumo de las drogas, la fe, los sincretismos, la tradición, la dupla vida/muerte y la violencia. La obra de Zarate me parece debe ser apreciada y coleccionada.

Es una obra surgida de una práctica de la sociología de los sentidos que Alfonso Zarate traduce de forma eficaz, irónica, contundente y con gran resultado estético. El artista evita los dramatismos, los lugares comunes, los juicios y no interpone ningún artificio que le reste honestidad a su propuesta. ¡A la brava! Zarate nos presenta una posibilidad de redescubrir lo cotidiano en su contundente plenitud.

Con una cuidada museografía de la galería ArtSpace y la dirección curatorial de Rebeca Murrieta, Sobreviviendo a la brava es una exposición que no te puedes perder.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.