Arte y medio ambiente

Juntos para crear conciencia

El mundo natural es nuestro entorno, nuestra casa, y para muchos artistas su fuente de inspiración y una forma de crear conciencia.

Los paisajes que nos ofrece la naturaleza han sido el tema de Arte, desde el antiguo arte asiático, pasando por Monet, Cézanne o Van Gogh y que sin duda ha llegado a nuestros tiempos, pero con un interesante matiz.

Arte Ambiental y activismo

El Arte Ambiental combina esta idea de la contemplación de la naturaleza con una perspectiva más cercana a la prácticas éticas con el medio o activismo ecologista.

Este enfoque artístico surgió a finales de los años 60 y, a diferencia de los clásicos, no solo busca representar a la naturaleza, va más allá convirtiéndola en un vehículo para la conciencia y reflexión sobre el daño que causamos al planeta, busca llevar al espectador a la acción.

Los principales objetivos del arte ambiental son:

  • Crear conciencia sobre los peligros que acechan al planeta y promover su conservación.
  • Potenciar la comunicación y la participación ciudadana en la defensa de la naturaleza.
  •  Incentivar el compromiso político contra el calentamiento global y sus efectos.

Land Art y Arte Pobre (Arte Povera)

El arte ambiental engloba otras corrientes similares, como el Arte ecológico, el Arte povera y el land art. Este último modifica los paisajes con obras de arte de gran tamaño —espirales, zanjas o rampas gigantes— creadas a partir del mismo terreno y con materiales naturales para provocar emociones en el espectador. Las primeras manifestaciones de land art se dieron en Estados Unidos a finales de los años 60 y por lo general las obras mutan y terminan desapareciendo por la erosión.

El arte povera (arte pobre) nació en Italia en la misma época que el land art y se caracteriza por el uso de materias primas pobres y fáciles de obtener como tierra, rocas, plantas, etc. El objetivo es provocar una reflexión a través de la manipulación del material y la observación de sus cualidades específicas. Son obras que huyen de la comercialización del objeto artístico, que exigen la intervención del público y que se transforman con el tiempo a medida que se deterioran los materiales empleados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.