Galería Oscar Román: Paralelas XIV

Artistas y técnicas diversas se encuentran en una misma galería

Por Manuel Guillén

Con la participación de 28 artistas y decenas de obras de diversas técnicas, entre las que se
encuentran el óleo, la escultura y la instalación, abrió la más reciente exposición en una de las
galerías icónicas de la Ciudad de México. Aquí presentamos algunas de las más destacadas.

Si, entre muchas cosas más, la posmodernidad fue auto descripción del presente con consciencia
de horizonte, el arte que así emergió ha cumplido a plenitud con ello. De esta manera, la más
reciente exposición colectiva en la galería Oscar Román, da cuenta de esta circunstancia artística
por medio de las obras de un conjunto de jóvenes e innovadores creadores mexicanos e
internacionales.

Brigitte Briones abre la muestra con King of Bubble (2018). Un acrílico sobre tela de formato
grande en el que elabora una geometrización del rostro de Elvis Presley con una bomba rosa de
goma de mascar saliendo de sus labios. Los tonos de grises elegidos por la artista proporcionan
armonía al estallido del rosa, y la elección geométrica vuelve inquietante el rostro del primer
gran ídolo de la industria musical global, haciendo de él una especie de código iterable, una
mercancía reproductible.

King of Bubble, Brigitte Briones

También de Briones, con un acabado similar, tenemos la Venus del pop
(2022), que remite a la globalización del arte clásico con consecuencias ambiguas.

Venus del pop, Brigitte Briones

Centradas en la primera sala, las obras de buen formato Fragmento 07, óleo sobre tela (2020), y
San Sebastián (2020), óleo sobre tela, a cargo de Adriana Mejía, con las representaciones de los
interiores de los malls citadinos, en los que la soledad del espacio público posmoderno por
excelencia, junto con un acabado de tintes expresionistas, muestra al observador una paz
inquietante, casi mortuoria. Como si la ausencia de visitantes en estas edificaciones revelara la
frialdad de las mercancías inertes. Un espacio fantasmagórico vaciado de fuerza anímica. La
fuerza del capital más allá de los organismos humanos que lo viven día con día.

Fragmento 07, Adriana Mejía
San Sebastián, Adriana Mejía

Por su parte, con un motivo al mismo tiempo macabro y aséptico, Ricardo Alemán presenta una
serie de placas cuya base creativa son ilustraciones de imágenes radiográficas del cuerpo
humano, tocadas por objetos de consumo cotidiano: una zapatilla, una llave, unos audífonos, un
reguilete y unas flores. Lo inanimado artificial en unión con la estructura profunda del cuerpo
humano con un espectacular acabado glittering que resalta sobre el negro profundo del fondo de
las placas. La serie, realizada este 2022, está conformadas por foto collages digitales con marco
de madera con bastidor de aluminio e instalación de luz y batería recargable.
El propio Alemán presenta asimismo una destacada escultura posmoderna: un casco de piloto de
carreras en cuyo interior gira y destella una esfera con motivos cósmicos. Evocación de la
conquista que nuestra civilización ha hecho del tiempo y la velocidad, por medios tecnológicos.

La obra Cosmonauta (disponible en color blanco y en color negro) es un casco intervenido con
instalación de luz giratoria, base de espejo y acrílico, destacando la contemporaneidad de la
instalación con su aprovechamiento tecnológico, proporcionando al espacio del arte un cariz auto
referencial: devela un estado del tiempo y se compone de aquello que describe; la primacía
tecnológica del siglo XXI.

Marco Villagómez, destacado ejecutor de la figura humana, presentó una Medusa masculina con
aspectos de androginia, en un óleo sobre tela que reinterpreta el mito griego para subrayar que la
condena y la tragedia de la mítica villana no deben ser privativas de lo femenino, en un
anacrónico, si bien necesario, ajuste de cuentas con la inveterada tradición patriarcal de la cultura
occidental.

Seis grandes formatos de Demian Chango Mohar, quien trae la estética callejera al espacio del
óleo, proporcionan aspectos lúdicos y neo barroquismo (posmoderno, por supuesto) al espacio
del arte mexicano actual con sus característicos trazos que remiten a la caricatura y al grafiti, a la
cultura pop y a la inmensidad del espacio citadino; bucle auto generado que ocupa todo cuanto la
vista puede alcanzar.

Flores para las flores, Demian Chango Mohar

Por último les dejamos algunas palabras que nos dedicó el galerista Oscar Román.


*“Paralelas” estará abierta al público hasta el 28 de febrero. Previa cita en Julio Verne 14,
Polanco.

1 comentario

  1. Muchas gracias quedo increíble el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.